Placa bacteriana, placa dental o biofilm

Placa bacteriana, placa dental o biofilm

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»justified» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Actualmente los dentistas conocemos mejor, aunque no lo suficiente, las causas de las caries, gingivitis, piorrea y halitosis. Entre todos los factores involucrados, el enemigo nº 1 es sin duda la placa bacteriana.
La placa dental o bacteriana es la principal responsable de la pérdida de nuestras piezas dentales. Si nos enseñan a combatirla, aprenderemos cómo mantener nuestra boca sana.
¿Qué es la placa bacteriana?
La placa bacteriana es una delgada película invisible (no la podemos ver a simple vista, sólo con microscópio), muy pegajosa, que se adhiere a la superficie de todas y cada una de las paredes de cada pieza dental, albergándose en las fosas y fisuras de las muelas y en la superficie de los dientes. Se acumula debajo del surco de las encías en el cuello de cada diente o muela y aún más en las muelas más posteriores, al fondo de la boca.

Está formada sobre todo por bacterias propias de la boca, compuestos químicos varios de la saliva y restos de comida metabolizados. La placa bacteriana alberga más de 200 especies de bacterias distintas y son estas bacterias, las responsables de la gingivitis, periodontitis, caries y halitosis.
Después de un correcto cepillado y de haber pasado la cinta dental a conciencia, se puede eliminar la placa bacteriana, pero debes saber que antes de que transcurran 24 horas se habrá vuelto a formar placa bacteriana, y estará lista para atacar las encías y los tejidos duros de los dientes. Por eso se recomienda dos cepillados al día.
La placa bacteriana es la responsable de que tengamos caries y que nuestras encías sangren al cepillar, también interviene en la formación del cálculo dental (sarro), y todo ello genera mal aliento de origen bucal (halitosis).
Para ser justos, es bastante desagradable cuando es vista de cerca, las bacterias que forman la placa se hacen visibles, acompañadas de los “productos” de su metabolismo. Ve todo lo que se acumula en los dientes por el simple hecho de no cepillarlos:

Captura de pantalla 2015-12-30 a las 15.57.02

Sólo para reforzar el mensaje, estamos viendo bacterias. Y lo que hacen en tus dientes.
1. Cepillo de dientes.
Captura de pantalla 2015-12-30 a las 15.56.56
Un cepillo de dientes poco usado puede parecer inocente, y en caso de emergencia, incluso se puede contemplar usar el de alguien muy próximo. ¿Recuerdas la imagen de la placa? Tenemos malas noticias para ti: las placas bacterianas también se acumulan en las cerdas de los cepillos de dientes.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Share:

Leave comment

Calle Rafael Calvo 5

Barrio de Chamberí, Madrid

914 268 071

Llama Ahora!

Horario de Apertura

L-V 10:00-14:00 16:00-20:00

Pedir Cita

Solicita tu cita ahora!
Call Now Button