Piercing en el frenillo y otras modas dentales peligrosas

Piercing en el frenillo y otras modas dentales peligrosas

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»justified» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Los famosos y las personas más populares marcan tendencias con sus estilismos y hábitos de vida, pero ahora también inspiran a sus fans llevando dientes de oro, provocando intencionadamente el efecto de dientes separados o decorando sus sonrisas con un piercing en el frenillo. Dejando a un lado los gustos de cada persona, parece interesante analizar los posibles efectos de estas prácticas. ¿Son buenas para la higiene dental? ¿Tienen algún efecto negativo en la salud bucal? En definitiva, ¿Son aconsejables?

Piercing en el frenillo

Se trata de un elemento que decora la sonrisa, situado en el frenillo de la lengua o en el del labio superior. A penas es visible, salvo que el portador busque enseñarlo o sonría ampliamente. Se empezó a llevar en el año 2004, pero no fue hasta el 2007 cuando tuvo su auge en nuestro país, sobre todo entre los adolescentes de 15 a 19 años. Una de las famosas que llevó este tipo de elemento decorativo, fue Blanca Suarez, quien admitió que se los tuvo que quitar porque eran incompatibles con su profesión.

Riesgos del piercing en el frenillo:

Puede ser el causante de múltiples lesiones en la boca, como la inflamación, el sangrado y el exceso de salivación. Por otra parte, también puede generar dificultades a la hora de hablar o comer y provoquen reacciones alérgicas.
Hay otra serie de repercusiones negativas, que se aprecian transcurridos los meses, como la fisura dental, abrasiones, úlceras, pigmentaciones, halitosis y la pérdida del triángulo de la encía. Además, el roce continuo del piercing sobre la encía puede dañar el hueso que sujeta el diente y hacer que este se pierda.
Según un artículo publicado por El Mundo, un 72% de los pacientes con piercings en la boca, ha sufrido alguna complicación posterior a su colocación. Los problemas más frecuentes son la inflamación (el 35%); el dolor (18%); dificultades para hablar y masticar (el 15%); alteración del gusto (5%); sangrado (4%); aumento de la salivación; infección y parestesias (2%) y alergia (1%).

Dientes separados a la moda

Muchos de los famosos que acostumbran a salir en nuestras pantallas tienen los dientes separados. Por ejemplo, Madonna,Elton John, Vanessa Paradis, etc.
Lo que antiguamente se consideraba un defecto bucal que era corregido con ortodoncia, ha llegado a ser lo más solicitado en las pasarelas de moda. Una tendencia que puede ser contraproducente, si la diastema es provocada de forma artificial.Madonna se corrigió la sonrisa con brackets para su papel en Evita y más tarde se los volvió a separar, ya que la diastema es un rasgo muy particular de su rostro y le diferencia de otras actrices. En nuestro país, David Delfín, uno de los iconos de la moda más conocidos y aclamados, también se apuntó al carro de tener los incisivos separados.
El tratamiento es similar al que se utiliza para juntar los dientes con ortodoncia, salvo que en este caso, es para separarlos. Los efectos suelen ser visibles en dos o tres meses, produciéndose una separación en los dientes de un milímetro y medio. En cuanto al precio, este capricho estético suele rondar los 3.000 euros.

Riesgos de provocarse la diastema de forma artificial:

Desde el punto de vista psicológico, al transformarse la sonrisa, se provoca un cambio en el rostro y en el labio superior, que puede afectar al autoestima de la persona. También hay problemas de sensibilidad dental y se acentúan las arrugas verticales de las mujeres.
Además, los dientes dejan de encajar a la perfección, lo que provoca molestias musculares y articulares, tanto en la cara, como en el resto del cuerpo.

Dientes de oro, la última tendencia

Los dientes de oro vuelven a llevarse gracias a los raperos y cantantes más populares de Estados Unidos. Se decoran la dentadura con accesorios como joyas, fundas doradas, objetos metálicos y hasta letras brillantes para formar iniciales. Estas piezas dentales llamadas “grills”, se incrustan entre los dientes de forma sencilla, colocándose directamente sobre los mismos. Los llevan Miley Cyrus, Madonna,Rihanna, o Katy Perry entre otros, lo que ha ayudado a elevar la popularidad de esta original manera de personalizar las sonrisas.

Riesgos de ponerse grills:

Son piezas que pueden alterar de forma negativa los dientes, afectar a las encías y aglutinar placa bacteriana provocando la aparición de caries. Además, el roce de estos accesorios puede llegar a producir  lesiones como úlceras e inflamaciones.
Aunque estos adornos se pueden quitar sin problemas, desconocer el material de su fabricación también implica riesgos, como la aparición de alergias e irritaciones bucales.

Recomendaciones
No hay que seguir modas que puedan poner en riesgo tu salud y la calidad de tu sonrisa. La mayoría de estas tendencias urbanas son pasajeras y no es aconsejable invertir el dinero en algo que, estéticamente, sólo va a ser popular durante un breve espacio de tiempo y va a perjudicar tu calidad dental y por consiguiente, tu salud.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Share:

Leave comment

Calle Rafael Calvo 5

Barrio de Chamberí, Madrid

914 268 071

Llama Ahora!

Horario de Apertura

L-V 10:00-14:00 16:00-20:00

Pedir Cita

Solicita tu cita ahora!
Call Now Button